3/11/07



Tengo las manos frías como garras.
(y al decirlo me parecen las garras
calientes de abrir en las profundidades
rojas buscándote).

2 comentarios:

Abel Asvir dijo...

Son manos, manos tontas, torpes... que sólo se vuelven sabias cuando acarician el cuerpo que amamos!

Luar dijo...

manos como garras siempre seremos animales...