22/5/15

prepárate
vamos a hablar de esto con frialdad,
quiero decir,
con distancia,
vamos a ser cínicos, maduros,
vamos a ser
cualquier cosa menos esto
-que siente que se mueve que chilla
que protesta-
prepárate:
voy a decirlo:
prepárate:
"no le importa
a nadie"

21/5/15

en un sobre de cumpleaños
tú haces mi mundo habitable,
mi idioma comprensible,
mi risa fácil.

19/5/15

microscópica
de hormiga,
de partícula o bacteria,
es mi poder
para salvarte
tan leve, tan idiota,
que grito, grito, grito,
sin alzar la voz
grito y no sé
si me escuchas

14/5/15

bajo la torpe aspereza y en esta luz
te voy buscando,
con los ojos cerrados, con las manos
estiradas
hacia delante,
siempre hacia delante
como un haz misterioso que genera sombras florecientes
te voy buscando, paisaje futuro,
para acariciar tus formas, besar
tus figuras, ahuecar
el oído para el ala
tierna que serás.

te voy buscando en esta luz
que todo lo envuelve
y enceguece mis miserias.

7/5/15

con alas, con caracolas,
con arena entre las manos,
con flores silvestres, con
guijarros delicados voy
hacia ti como una ofrenda
temprana del verano

27/4/15



Éste es El mar y es le Premio Gran Ángular 2015 de la Editorial SM. Y es mío, es mi libro bonito con una cubierta preciosa de Iratxe López de Munain, un diseño precioso de Lara Peces, un trabajo de edición maravilloso de Berta Márquez, una ilustración interior que me enamora de Nacho Pangua y horas, horas y horas de playa, sol, chapuzones, palabras, búsqueda y encuentro. 

La palabra GRACIAS se queda pequeña hasta en mayúsculas, yo que las reservo para todo. Estoy feliz y cansada, después de tantas emociones, agradecida y tranquila. He tenido la suerte de vivir todo este proceso con Pedro Mañas, que ha ganado el Premio Barco de Vapor 2015 con La vida secreta de Rebecca Paradise, no sólo es un escritor brillante, con una capacidad sencilla y certera de jugar con las palabras que me pedía leerlo con un lápiz, sino que es un hombre lleno de abrazos y de curiosidad. 

Quería contarlo todo, pero se me escapan las ideas entre los dedos. Puede ser la pereza de la siesta, la pereza de la vuelta a casa o la propia del lunes, pero me voy a escapar de la página en blanco con estas pocas líneas grises. Estoy contenta, Nacho prepara café. ¡Qué maravilla! 

10/4/15

hemos pretendido dormir en la tormenta
cuando el viento azotaba
y las puertas, las ventanas
crujían indómitas junto a nosotros,
tapados por las mantas
que encontramos en la casa,
cubiertos con los cuerpos
que se alumbran juntos las historias
de ranchos voladores, de olas
gigantescas, de libros-ave,
para no escuchar el aire
trayendo nombres olvidados,
fingimos soñarnos cerca,
abrigados por la calma,
en una noche dibujada
lejos de esta. .

26/3/15

hice la promesa
de guardar tu sombra
en el reloj,
tu imagen
doblada
entre las sábanas,
tu forma de mirar
en las ventanas
de esta casa
que abandonas.
pero tus cosas...
tus cosas
voy a tirarlas.
todas.

25/3/15

cierto día, de pronto,
el pasado deja de existir
y de importarte.
sus miserias, sus triunfos,
sus sombras vagas
ya no son.
tú renaces,
flor nueva, macizo
límpido y brillante,
roca generosa
que amanece
sin mapa y sin historia,
libre, por fin, de ti
sin darte cuenta.

19/3/15

ando en la frontera de la tormenta
gritando un nombre que no dejo de olvidar
¿cuándo volverás a reclamarlo?
¿cuándo amainará la ausencia de tu lluvia?
escuchas mi voz a lo lejos
y callas.

5/3/15

porque cuando estoy contigo
es como llevar abrigo
en el polo norte
y ver pingüinos 
bailando la conga,
por eso

4/3/15


trajiste de la mano
el miedo a la muerte.
y la felicidad
(más duradera)