7/7/07


Podría ser un poco más sencillo, sobretodo si te sitúas más a tu izquierda, a mí siempre me ha resultado más fácil cuando tenía el sol a un lado. Entonces sólo tienes que levantar la cabeza un poco, lo justo, para que las sombras te hagan eco. El viento suele ayudar, eso hace que el pelo baile teatral y convierte tu figura en esencia cambiante, como bajo el mar. Si confías en la suerte, pídele que comience a llover a mitad del proceso, en el cine siempre funciona. Cuando la primera gota caiga, recréate en el sonido a tu alrededor y alarga la escena, es mucho mejor estando empapada, calada hasta los huesos. Luego simplemente tienes que decirlo, decir adiós. Besar. Y marcharte corriendo. (Deseando que te detengan).
.
.
.
.
.
.
.
.
Porque me voy de viaje... y porque me siento como si estuviese diciendo adios para siempre y no sé a qué... qué ridícula calamidad...

3 comentarios:

Abel Asvir dijo...

Cierto es el camino que a esa casa te conduce
No te puedes perder


Abre esa puerta y espera a que el ruido
No despierte al señor


Corre cuanto puedas y no pierdas ya de vista a ese
Hombre gruñón


No le ha hecho gracia que su alfombra haya sido
Tan manchada por ti


Has temblado, ¿lo han oído?
Puedes intentar disimular
Sensaciones oceánicas


Atravesar‚ este sueño
Y mañana otro que sentir
Sensaciones oceánicas


En el tiempo de la oscuridad, no creas, pero
Se refuerza el valor


Y aunque no lo entienda esa alfombra molestaba
A mi vista, lo ves


Has temblado, ¿lo han oído?
Puedes intentar disimular
Sensaciones oceánicas


Atravesar‚ este sueño
Y mañana otro que sentir
Sensaciones oceánicas

(La dama se esconde)

Antonio Alfonso dijo...

"Cuando una mujer se marcha de viaje, es otra la que vuelve".

No sé de quién es la cita. La dijo un viajero, que primero no quería marcharse, y luego no quería volver, y al mirarse en el espejo, de vuelta a casa, descubrió en su frente un surco más; junto a sus ojos algunas arrugas, de entornar los ojos para mirar a lo lejos, o contener el sol que lo cegaba.

Qué ansia al leerte. ¿Y si uno no vuelve? ¿Y quién vuelve? Regresa el mismo cuerpo, no la misma persona. Y a veces ni el cuerpo.

¿Qué diferencia hay entre escribir cuatro palabras que juntas suenan bien, o un poema? ¿Querer a alguien, o amarle? ¿Estar unos días fuera, o hacer un viaje?

Luar dijo...

Todo funciona en el cine...hasta el "the end".