22/10/12

veo a la gente marcharse, tomar aviones,
aguardar a alguien fumando,
deambular arriba y abajo
sin nada mejor que hacer que escrutar
el rostro de los desconocidos.
esta espera es más fácil que la otra,
la que te pertenece, la que programamos
a intervalos regulares. hoy no gano
ni pierdo nada repartiendo el peso
de un pie al otro mientras busco
el gesto que conozco.