22/11/11

durante aquellos días, cambiabas las estaciones en mi cama. yo prefería tu verano, aunque pasase calor, a los pies fríos y solos de tu invierno.

5 comentarios:

Abel Asvir dijo...

y pasar la tarde dibujando isobaras sobre tu vientre, marcando la fuerza y dirección del viento en tu hombro derecho, buscar tu centro de bajas presiones...

DANI dijo...

Pffffff sin palabras....

Besazos silenciosos

José A. García dijo...

El calor siempre es preferible...

Saludos

J.

Vagamundo dijo...

Existen ciudades en el corazón donde sólo hay dos estaciones: el invierno, y la del tren.

இலை Bohemia இலை dijo...

Siempre es invierno en el sur de mis pies...