24/1/11

Estoy sentada entre botellas en la habitación al fondo del bar. Hay una carretilla azul mirándome con fijeza mientras Rafa toca la guitarra y las manzanas envenenadas se marchitan en su cesta. Estoy sentada en la habitación iluminada. Con la escalera, los frigoríficos y las cajas de cerveza. Herida de domingo y de recuerdos de los que te dejan la boca seca. 

6 comentarios:

Zay dijo...

De esos recuerdos que parecen tan vividos como la realidad.

Saludos!

.A dijo...

tendre que beber mas para evitar todo recuerdo..

DANI dijo...

Me ha recordado otra canción de Fabian y como no puedo evitarlo ahora mismo te la mando por mail ;)

Besos enormes

Roberto dijo...

tengo un ataque de infinita gratitud hacia ti...no sé si pasará tan fácilmente...

Discordia dijo...

No es esa la fórmula del olvido. Solo es la llave del sopor.

MâKtü[b] dijo...

¡Aprovecha! que tienes cervezas cerca ^^