8/9/10

arena
casi sin darnos cuenta
anochecemos al misterio entre las olas,
mentimos sin palabras
cruzándonos los verbos transformados
a una risa quizá, a tu silencio,
al ritmo cadente de luz
escueta en las farolas cuando,
casi sin darnos cuenta,
comienza a ser demasiado tarde
para los desconfiados del amor
como nosotros.

3 comentarios:

DANI dijo...

Este me gusta más, los inicios siempre me encantaron ;)

Besos de miel

Gabiprog dijo...

La playa puede convertirse en el mejor puerto para los sentimientos.

Eloise Liyu dijo...

Sin darnos cuenta pasan tantas cosas... pero a veces ese "demasiado tarde" se puede pillar al vuelo y envolverlo de repente para trasnformalo en un "quizá", en un "puede".
Hay que estar atentos!