14/1/09


petición oficial
Rescátame a tientas,
casi sin quererlo,
dejándome vencida luego,
abandonándome, no importa
-que ya no tenga sentido-
nada. Tú ven acostumbrado
a no apostar por mí
la mejor carta. Ven
fingiéndonos descalzos,
desnudos ya,
mortificados.

3 comentarios:

Juan dijo...

:)

hombrepez dijo...

La mejor carta en ocasiones está boca abajo..hay que darle la vuelta para descubrila.


Besos.

Abel Asvir dijo...

despues de verte subida a la ruleta dando vueltas: rojo, negro, rojo, negro... aposté todas las palabras que tenia al 0 con ánimo de perderlas y empezar otra vez de nuevo mi propio diccionario

buena semana