27/1/09


Brutal


Descubrí que tengo alma de sirena. Ansío arrastrate al fondo del mar y acabarte, que mi canto se camufle con tus ruegos.


Descubrí mi crueldad de garrapata, mi deseo de vaciarte para sentirme viva. Mi piel de serpiente es un reclamo para envenenarte, quiero calentar mis dientes clavándolos en tu piel de hombre libre. Quiero llorar tu corazón como las griegas, marchito entre mis manos de parca sin escrúpulos. Obligarte a obedecer, como jefe de manada. Soy hiena, zorro, buitre, cuervo, espectro, bruja mala, pobre chica.


Descubrí mi sed de araña, mirándote desde los rincones, calculando mantenerte respirando mientras deshago todas tus formas. Levantar mi hocico de lobo, todo manchado de sangre en tu vientre destrozado. Sentirme feliz y culpable. Todo acabado ya para después abandonarme al precipicio, la soga, el vació de muerte de vivir sin ti. Ponerme punto y final habiéndote vencido, una única vez, la suficiente.

3 comentarios:

Nacho G.Hontoria dijo...

¿A quién quieres vencer vendiéndote a ti misma?

hombrepez dijo...

Somos un manojo de contradicciones....afortunadamente (o no)

Besos.

Juan dijo...

exacto, afortunadamente. QUe bueno regresar por aqui despues de mucho tiempo :D