18/1/08


Miénteme, cansinamente,
hasta que me duerma
susurrándome que todo saldrá bien,
que tú me salvas.
Miénteme, con voz bajita,
tierna, dime que harás
apuestas a mi caballo perdedor
y no te importa.
Miénteme, a quemarropa,
sobre el colchón de retahíla:
"tranquila, tranquila,
duérmete, niña"

3 comentarios:

Juan dijo...

en ocasiones una mentira para que el corazon se sienta tranquilo y amado por unos instantes. Una mentirilla blanca.

Abel Asvir dijo...

Nunca te he mentido, le dijo, vamos a equivocarnos juntos, vamos a cagarla bien, perdamos el tiempo, arruinemonos, pero por favor, no te duermas todavia, quiero escuchar tu voz trazando planes absurdos para conquistar el día a día!!!

Luar dijo...

Manana llegaremos al paraiso!!!