11/9/07


y luego me prometerás ausencias cortas y distancias,
me prometerás amarillos debajo del escenario
y un ramo de flores,
me prometerás ventanas sin cristal
para volar al universo.

Y yo te diré,
con voz de sirena,
sí quiero.

4 comentarios:

Abel Asvir dijo...

Yo jamás te prometeré nada,
te mirare a los ojos, con calma, y despues te susurraré al oido: "sigue confiando en mi"

Luar dijo...

Ya no creo en promessas y tan poco en susurros...hay cosas que solo el tiempo puede confirmar...pero hasta ese dia siempre hay el beneficio de la duda!
Todos somos inocentes...

Emma dijo...

No creo en las promesas, soy muy desconfiada. Pero creo que igual le diría que sí... terrible, ¿no?

Bloody dijo...

Hermoso.

A mí, como a Emma, me cuesta creer en las creencias. Pero me di cuenta de que hay que jugarsela.

Alguien me dijo ayer que, si haces lo que sentis nunca vas a arrepentirte. Sólo te arrepentis cuando involucras el pensamiento: la maldita mente. El riesgo es que cuando están los sentimientos siempre se sufre más. ¿Pero no es mejor que el arrepentimiento?