20/10/15

a veces las cosas pasan demasiado rápido,
mucho más rápido de lo que nos gustaría:
lluve
y no teníamos intención de coger paraguas,
o hace sol 
y el jersey nos asfixia inútilmente.
deseamos lo que había de llegar y llega
cuando menos lo esperamos, cuando ya no 
había nada que esperar.
y seguimos soñando que no, 
que nada ha pasado, 
que aún existe la lucha,
que la batalla conoce nuestro nombre secreto. 
a veces las cosas pasan demasiado rápido
y despierto contigo, casada contigo, 
libre ya de lo que era, 
enorme, aunque la noche dijese que no.
entonces me estiro y parpadeo, 
agarrada a ti, evaporando el tiempo
(el antes y el vendrá) para florecerme,
continua primavera en el diluvio.  

2 comentarios:

eliale dijo...

"Casada contigo" ♥
aunque no lo parezca a veces pasa tan rápido que ni te crees que ha pasado tiempo y es realidad.

Un besote
Saludos

José A. García dijo...

Un párpadeo y el universo ya no es lo que creíamos conocer, ni sabemos, tampoco, cómo recuperarlo.

Saludos

J.