19/6/12


mañana, cuando este dolor se acabe
ya no habrá nada que asegure
que mediste el ancho de mi cama
y el largo de mis piernas.
tendré que convencerme, recurrir
a los trucos fáciles, narrarte,
escribir que mi insomnio te pertenecía,
y buscar entre mis días grises
las huellas lentas de tu paso.

4 comentarios:

FeoMontes dijo...

Y tú qué desayunas para escribir tan bonito??
Un beso

Ginza dijo...

Que lindo texto, me ha encantado.

Volveré :)

Sergio DS dijo...

Nostálgico. Anhelo en estado puro.

inma ortiz dijo...

Esas cosas se convierten en un punto sin principio ni fin en el que resulta difícil poner una fecha a un pellizco concreto. Sólo sabes que te pellizcaron. Un beso linda.