5/3/12


jamás árbol o piedra, cueva
recóndita y llena de ecos, nunca
serás pájaro ni cumbre ni mar.
no eres arroyo ni fuente.
sí mujer: hecatombe frágil de ternura
-que no llora ya-.

5 comentarios:

DANI dijo...

Explosión de belleza.

Besazos enormes

Anónimo dijo...

Arroyo. Cambia eso. Me gusta como escribes.

candela dijo...

Precioso

Anónimo dijo...

Pero chiquilla, cambia lo de arroyo (no arollo) que te voy a tener que dar otro coscorroncillo.

Aire dijo...

:) con la gripe ni veía la palabra. gracias