10/7/11

entrada número mil



Han pasado muchas cosas desde que abrí este blog después de descubrir, haciendo un trabajo para el doctorado, el blog de Abel y después el de Luar. Han pasado muchas cosas en el mundo, pero sobre todo han pasado muchas cosas en mí. En mí como escritora, en mí como mujer. No sé si todo esto ha tenido algún sentido, tampoco comencé esta empresa buscando un fin o una meta, simplemente necesitaba tener un ejercicio diario, un ejercicio literario y "ridicula" y "calamidad" son dos de mis palabras preferidas. 

Gracias a cada uno de los que os habéis tropezado aquí, de los que habéis seguido viniendo aunque yo haya dejado de visitar otros rincones, de los que se han ido sumando gracias a esos bares con micrófono.

Después de estos años, yo que gritaba "merezco el amor de un poeta", puedo decir: merezco mi amor. 

14 comentarios:

Nguzo dijo...

Me impresiona cómo puedes expresar con palabras algunas cosas...

Y yo también creo que el amor es un sistema feudal.

:-)

Sari17 dijo...

Gracias por hacerme tropezar una y otra vez. Un beso

candela dijo...

Me encanta el cambio de frase, y me encanta haber tropezado con tu blog.

Besos

Albert Piodos dijo...

Pues enhorabuena. Esto del blogging no es nada fácil, y llegar a mil, tampoco. Tiene mucho mérito.
Cordiales saludos.

FeoMontes dijo...

yo paso de ti y de tus poemas...

FeoMontes dijo...

Bueno, me lo he pensado mejor... eres asquerosamente buena!!!.

Nos vemos por esos bares.

Un beso

Sabagg dijo...

Bravo! Felicidades, poeta!

DANI dijo...

Para mi, tus letras son preciosas ya lo sabes, pero oirte recitarlas es un sueño :))

Gracias a ti por estar siempre :)


Besazos como nunca.

Esther dijo...

Yo te sigo desde hace siglos, calladita y respirando tu lenguaje. Estoy enganchada a tus versos :)

chose dijo...

Te necesitamos.
Eres un lujo.

Juan dijo...

100 razones, entonces, para seguir leyendo tu blog.

MâKtü[b] dijo...

:D :D :D :D

Gracias a ti por ser aire ;)

Abel Asvir dijo...

ahora me siento culpable,no sé cual sera el castigo, pero la más horrible de las torturas me resultara dulce, espero otros mil y mil más, pueden condenarme un millón de veces, no harán que me arrepienta!!!

un beso princesa de las palabras!!!

El Poeta Maldito dijo...

Si no buscás una meta concreta, a mi me parece que el sentido corre dentro tuyo, y estoy seguro de que todas estas palabras que nos permitiste leer desde tu ventana, seguro de algo te sirven, y mucho. No es fácil llegar a mil entradas, felicidades.