10/6/11

amaina la lluvia en mi costado

libero los barcos encallados en mi piel

los barcos sin nombre

los barcos sin botín

mis barcos tristes de las tardes

a los que ya no quiero consentir

6 comentarios:

.A dijo...

a mi me encanta consentir

candela dijo...

creo que ya te lo he dicho alguna vez..., pero suenas a música :D

pivalma dijo...

Las lágrimas ayudan a resbalar los barcos de la tristeza...que naveguen lejos, muy lejos.
Y no vuelvan.
Aún a riesgo de que muera el poema.

Me gustan los barcos liberados.
:-)

DANI dijo...

A veces, cierro los ojos y te imagino recitando :))

Besazos vergonzosos

Elchiado dijo...

jo
y sólo eso

El Poeta Maldito dijo...

Me parece unas hermosas palabras, me encantan. Lo único que me hace ruido es la rima entre "botín" y "consentir", me da la sensación de que el poema no está jugando con las rimas, me parece que ni siquiera las necesita porque anteriormente no hay ninguna en ningún momento. Después me parece fabuloso el hecho de que utilices la imagen de los barcos, como dándole una imágen concreta a tus sentimientos, a lo que te pasa por adentro. Eso es muy bueno.