31/5/11

las mujeres con alas comen piedras por las tardes
y a veces no respiran o se olvidan de hacerlo,
duermen en los huecos de los cuerpos y,
ovilladas, recitan constelaciones de carrerilla
invocando antiguos dioses de los hombres

yo no soy así, yo no cocino
y respiro y recuerdo, cada cosa, el tiempo, la muerte
recuerdo, insomne cuan larga soy
ignorante de los nombres de los astros
esperando a que tú vuelvas.

6 comentarios:

DANI dijo...

Las vueltas se hacen eternas :(

Besazos impacientes

PD: eso de miiiik! es una onomatopeya??? ja ja ja

MARIAN dijo...

¿IMPACIENCIA?
UN SALUDO
MARIAN

Gabiprog dijo...

Con los desvelos se puede mirar al cielo, pero son los sentimientos los que te mandan donde dirigir la mirada.

MâKtü[b] dijo...

Ayer hice dos pasteles de chocolate, enormes :D

Roberto dijo...

las hadas del bosque de cemento...

plas, plas...te aplaudo...

LucLam dijo...

Muy bonito.