28/4/11

narradora
fui coronel y bandido, 
hice las veces de mapa y las de tesoro, 
de fragua y sino tuve el nombre de todas las musas
-el que tú deletreabas con mi boca-.
construí murallas, islas, barcos y palacios,
reclamé monstruos por ti, cacé lobos,
amaestré lo que soy y lo que era.
peleé. 

y estoy cansada

y no puedo imaginarme una caricia, 
ni un mar, ni una palabra. 

5 comentarios:

DANI dijo...

NO se vale desfallecer...

Besos con fuerza

mar dijo...

hay estados de ánimo que no se pueden cambiar... sólo dejarlos ser y sentirlos profundamente... una vez nos dejamos de resistir ante ese cansancio poco a poco nos vamos liberando de él hasta volver a sentirnos como nuevas...
no te resistas... déjalo ser y desaparecerá tal y como apareció...
besos y ánimos!

marea dijo...

Aún con ese cansancio que no te dejan imaginar una caricia, ni un mar, ni una palabras, las letras que afloran de tus sentimientos son hermosas y suaves, como los pétalos de una amapola..
Arriba amiga..¡¡

Te dejo un beso muy grande..¡¡

Abel Asvir dijo...

¡Fuertes son los que aman a los débiles!
¡Débiles somos los amados por los fuertes!

pe cas cor

Ania Alonso dijo...

qué bonito!
ánimo!!!!