7/1/11

circus
hay un circo a las afueras de la ciudad
cuando diluvia, sus luces tititlan con fuerza
-su cadena de luces abombilladas sobre el azul de la carpa-
yo no puedo quitarle los ojos de encima
me parece triste y valiente, desafiante,
como los niños huérfanos, los atardeceres,
o mi incapacidad para abandonar.

7 comentarios:

eugenialejos dijo...

pienso que es un bonito texto! grande muy grande!

Luar dijo...

2 palhaços tentam enganar os mais novos com as suas graças e palhaçadas. Mas por dentro corre um rio de facas que abre, fere e recalca cada uma das suas cicatrizes...o circo sempre me assustou.

Gitana ♥ dijo...

Los atardeceres nos incitan a tanto !
Un beso con sol :)

DANI dijo...

Precioso niña P. :)

Besos luminosos

MâKtü[b] dijo...

Son cosas de las que no puedes apartar la mirada aunque quieras, como el fuego de una chimenea un día de mucho mucho frio ^^

ANRAFERA dijo...

...excelente DANI, estos versos. Reflexivos. Saludos y que tengas una buena semana.
Ramón

mirambella dijo...

Siempre hermoso lo que escribes, sensible y profundo. Saludos .