27/12/10

y abriremos nuestra casa al invierno
que no entrará de puntillas
dejándonos la escusa perfecta
para incendiarnos la miel
en los hombros, las costillas
o en todo lo que está por hacer.

3 comentarios:

peperina dijo...

extraño al señor invierno :(

Soy tu Gitana ♥ dijo...

Ohhh ... qué dulzura
la miel derramada sobre nuestros pecados frente a una hoguera encendida,
desnudos, sabor chocolate ...

Roberto dijo...

me acaricias la tarde...