10/11/10

En una cafetería. Anochece fuera. Poca luz. 
Hay dos tazas de café en la mesa y galletas. 
Ella lleva una bufanda gris y el pelo recogido. 
Él lleva un pañuelo en el cuello y ha dejado
 los guantes de lana sobre la mesa. 

CARLOS.- Si sigues así me vas a obligar a rescatarte.
LUCÍA.- No te lo cuento para eso, no quiero que me rescates, sólo es el café que nos debíamos y la sinceridad que te mereces. 
CARLOS.- Sincera en lo que quieres.
LUCÍA.- (riendo) No te metas donde no debes. 
CARLOS.- (sonriendo con tristeza) Estaba loco por ti, habría hecho cualquier cosa. Y tú lo sabías. 
LUCÍA.- Me lo dijo Julio, en aquella cena, ¿te acuerdas? 
CARLOS.- Intenté emborracharte por todos los medios.
LUCÍA.- Y yo intenté beber lo suficiente como para que lo consiguieras. (Silencio. Lucía bebe de su taza de café y Carlos clava los ojos en la mesa). ¿Cómo está Sara?
CARLOS.- Muy bien, no nos podemos quejar. (Vuelven a quedarse en silencio) ¿Me vas a llamar? Cuando lo necesites, ¿me vas a llamar?
LUCÍA.- (riendo de nuevo). Te quiero demasiado para hacerte eso. 

5 comentarios:

ariana dijo...

odio los "hubiera" o "habría"...lo que no pasó, no tenía que pasar...y el texto hace un poquito de daño...

MâKtü[b] dijo...

Si yo fuese Lucía... no se si me dejaría el café entero, o me pediría tres más...

¿Blanco? Vale, pero que sea un blanco roto, que el blanco puro ya lo llevé puesto una vez ^^

Quema todo lo gris que tengas, o mejor aún, tíñelo. Yo me encargaré de teñir lo que quede en este armario...

Jime dijo...

Asu, felizmente aún no me he sentido así...
Pero me encanta, me encantan todos esos sentimientos encontrados..
Besitos!

DANI dijo...

Creo que he mantenido demasiadas conversaciones de esas y mírame ahora, ya no tengo que supirar por ningún platón de esos :)

Besos realizados

DANI dijo...

Aiss por cierto. Tengo algo para tí, pero tendrás que decirme donde te lo puedo mandar.

Besos sorpresa