6/8/10

 -Un día llegará alguien que te gane -dije levantándome de la mesa, sin mirarlo. Noté que me agarraba de la mano, pero aún así me mantuve firme, no le dirigí ni el más leve parpadeo.
 -Entonces seremos libres... -sentenció soltándome con desgana. 
Escuché el ruido de mis sandalias mientras me marchaba, reparé en cómo pueden mentir unos zapatos... ¡qué segura parecía! ¡Qué valiente!

2 comentarios:

MâKtü[b] dijo...

Tenía un amigo que siempre repetía la misma frase, tanto, que se me quedó grabada:

"Algún día habrá alguien que me gane, pero no será hoy, ni serás tú"

aLba * dijo...

ojala que gane yo..esta vez