18/7/10

me despertó la sal
indisciplinada e insólita
en una orilla pobre de recuerdos

(a veces es más fácil amarse
en la arena que en el fondo del mar,
aunque no amanezcan de sirenas
mis tardes interminables
ni ésta sea la canción de Quique
ni tú fumes
ni siquiera un poema)


6 comentarios:

DANI dijo...

Puede escribirse algo en este comentario, que no estropee tu texto??

Callo y aguardo.

Requetebesos

Juan dijo...

Tus palabras me trajeron a la memoria este poema del poeta Antonio cisneros, será la arena, el mar quizás



"Para hacer el amor
debe evitarse un sol muy fuerte sobre los ojos de la muchacha
tampoco es buena la sombra si el lomo del amante se achicharra
para hacer el amor.
Los pastos húmedos son mejores que los pastos amarillos
pero la arena gruesa es mejor todavía.
Ni junto a las colinas porque el suelo es rocoso ni cerca
de las aguas.

Poco reino es la cama para este buen amor.
Limpios los cuerpos han de ser como una gran pradera:
que ningún valle o monte quede oculto y los amantes
podrán holgarse en todos sus caminos.
La oscuridad no guarda el buen amor.
El cielo debe ser azul y amable, limpio y redondo como un techo
y entonces
la muchacha no vera el Dedo de Dios.
Los cuerpos discretos pero nunca en reposo,
los pulmones abiertos,
las frases cortas.
Es difícil hacer el amor pero se aprende."



.

Alejo dijo...

Hace un par de semanas que te leo, y hasta ahora tengo el coraje de decirte, que simple y llanamente escribís obras de arte, y este post es una prueba de ello: Fantástica.

Saludos
Alejo

aLba * dijo...

yo fumo para intentar ver su figura entre el humo..

Pablo Fortes dijo...

Gracias a ti por compartir lo que escribes; y gracias también por hacerme un rincón en tu blog.

MâKtü[b] dijo...

A mi me despertaron, entre mis dedos, la arena de su recuerdo y el suelo sin barrer de días de mares revueltos...mal despertar para días tristes.

(limpiar el ex-cuarto es horrible, y dormir en mi ex-cama mucho más...)