6/4/10

Cuando las naranjas se agolpen
a las sombras de los pinos
y la luz del sol te obligue
a andar con los ojos cerrados,
te acordarás de mí,
que quise salvarte la vida
con un beso que
brilló sólo un instante.

7 comentarios:

Sabagg dijo...

Sublime, Patri...

la chica de las biscotelas dijo...

qué preciosidad!!!

FeoMontes dijo...

qué bonito!!!!

polar_y_otro dijo...

Han cortado los naranjos del pueblo, me di cuenta el otro día. Y ahora escribes esto... odio a los que decidieron cortarlos. ¬¬

Antonio Alfonso Jiménez. dijo...

Quema el primer beso
y el que no se ha dado.

Pobres muertos
este del que hablas
y el chaval.

Se acordará de ti.

DANI dijo...

Lo vi en la ventana ;)

Ese beso, de vuelta.

Gabiprog dijo...

Ojalá hubiera segundas oportunidades, y no para cometer los mismos errores, sino para percibir el verdadero valor de lo que ocurre.