18/3/10

-¿Puede corregirme esto? -inquiere Diego acercándose por quincuagésima vez con sencillas preguntas de las que conoce la respuesta. No sé lo que intenta.
-Claro, a ver -sonrío a medias y tomo la hoja que me entrega.
Se trata de escribir oraciones subordinadas a partir de un comienzo ya dado. Su comienzo es: "no sé". Leo. No sé si es que estás cansada o si simulas estarlo. Miro a Diego y en sus ojos azules se dibujan olas de dudas.
-El ejercicio está bien -respondo y me mira esperando algo más. Asiente.
Vuelve a su pupitre. Trabaja. No puedo darle otra respuesta.

4 comentarios:

MâKtü[b] dijo...

Análisis de oraciones...

Princesita * dijo...

ojalá tuviesemos respuestas para todo, ojalá nos respondiesen siempre que preguntamos, y ojalá las respuestas que deseamos sean las que oigamos, SIEMPRE.

DANI dijo...

Tu también leiste entre lineas???

Besos conjugados

la chica de las biscotelas dijo...

wow, vaya niño!