8/10/09


Sé que tienes sed

de vengarte del dolor

con lo que sea,

de arrasar las despedidas

con un saco

cargado de fracasos y de ruinas.


Sé que tienes sed de manos

conocidas del camino

de tu risa.


Rompe el carro

de acumular golosinas,

ametrállame la boca,

acostúmbrate en la herida.

tienes dedos de cobarde

en tu alma,

trapecista.

5 comentarios:

Cris dijo...

maravilloso....

DANI dijo...

Creo que en el comentario anterior le han robado la palabra a mi triste corazón de equilibrista.

No puedo pronunciar palabra...

Besos dulces

Marta Mesa dijo...

Se me han puesto los pelos de punta, madre mia!!
Sabes? voy iniciando a la gente en la poesía :D proque tengo una maestra muy buena jijiji

Gabiprog dijo...

Siempre he creído que el sentido del equilibrio es muy subjetivo…

MâKtü[b] dijo...

trapecista...me encanta^^