16/6/09



apunte de un recuerdo
Ella vestía de luto y rabia, el pelo recogido por la angustia, los tacones altos para pisar nostalgias. Tenía el corazón hecho cristales que resonaban cuando andaba. Su boca sabía a licor, carmín y muerte, pero nadie lo sabía.

5 comentarios:

Juan Susarte dijo...

Joder, yo sólo con ver ese par de piernas!!!!!!

Pero sí, tienes razón, nadie lo sabía, lo de la muerte, ya sabes...

Que te quiero Cereza.

Princesita * dijo...

Al menos llevaba tacones, para sentirse más alta, más fuerte ...
para verlo todo desde otra perspectiva ....

DANI dijo...

Las apariencias engañan. No los más fuertes son los que menos lloran ;)

Besos lloricas

Gabiprog dijo...

Todo ritual requiere de su uniforme, incluso cuando las reglas son intimas y desconocidas para los demás.

dreamer888 dijo...

Bien, por fin la despertaste!