23/10/08


Te despiertas a la una y media de la madrugada y escuchas gemir al vecino mientras condenas tu santa paciencia e intentas volver a conciliar el sueño. Luego, un poco más tarde, te levantas con sed de venganza y tiras de la cadena, así, haciendo ruido, como si pudieses despertar al mundo, y vuelves a la cama. A la cama enorme, fría, sola, que tiene ganas de dar envidias.

5 comentarios:

Juan dijo...

ja ja asi es la soledad.

pd: se ve preciosa en esa foto.

Princesita * dijo...

Lo mejor que puedes hacer es comprarte un peluche, eso si que no tenga mucho pelo que luego sin querer lo chupas y se te llena la boca de pelusa.
Debes hacer eso, así no te sientes sola y te da calorcito.
Yo siempre dormí con muñeco

Myrddin dijo...

¿Le va la marcha a los vecinos? :P
¡Besitos!


Log

Abel Asvir dijo...

seguro que lo que escuchas es la televisión, seguro que lo hacen premeditadamente porque no pueden soportar esa sonrisa tan hermosa que luces cuando duermes bien, seguro que aunque no lo sepas, ellos ya te envidian....

Luar dijo...

Hummmmm.
La culpa es de los arquitectos que hacen las casas con una acústica muy mala jajajaja
(A mi me encantan las camas enormes asi siempre hay más espacio para compartir...)

Besos!