24/10/07





A cuentagotas de palabras y abrazos en el sofá nacieron espacios, unas veces poéticos, otras absurdos. No importaba. El verso debe ser estático, no el verbo.






2 comentarios:

Abel Asvir dijo...

los verbos que no son estáticos tienen la costumbre de convertirse en carne....

Luar dijo...

El sofá donde descansa el cuerpo y sueña el alma....