21/5/07

no.
no te acuerdes
de mi
de nada.
no
no existí
lo sabes.
adios.
te quise,
no,
mentía.
yo no...
lo siento,
amor... no:
nadie... sólo
nadie.


Y balbucea, descaradamente perdida en palabras vacías que suelen desmentirla. Balbucea anhelante. Presa de respirar, cautiva de una voz que no reconoce en la suya. A veces, las mentiras son de cristal y transparentan las ganas de dejarse llevar por todo lo que se sueña, por...

por lo que nunca será verdad
por lo que no nos diremos
por lo que no lucharemos
presas ciegas de otros yo
por decir
por sólo decir
a voces
mejor mañana.

2 comentarios:

Abel Asvir dijo...

Cuantas veces lo intenté.
Y no sirvió de nada.
De un millón de formas lo intenté.
Y no sirvió de nada.

¿Lo has sentido alguna vez?
¿Echas de menos algo?
¿Te has arrepentido alguna vez
de haber tenido y de no haberlo dado?

¿Has vuelto de nuevo allí?
¿En qué has pensado?
No te has acordado más de mí.
Que yo no he conseguido nada a cambio.

A veces pienso en lo estúpido que fui,
las fuerzas que gasté, el tiempo que perdí.

A veces pienso en lo estúpido que fui,
las fuerzas que gasté, el tiempo que perdí.

Ahora pienso en lo estúpido que fui,
las fuerzas que gasté, el tiempo que perdí.

(Los planetas)

Aire dijo...

qué sorpresa! gracias por pasar.